Trimado de embarcaciones con motor fueraborda o cola

El ángulo de trimado es, el ángulo formado por el plano del fondo de la embarcación y el plano del eje de la hélice (sea de un motor fueraborda o de una cola de popa). El ángulo formado se puede modificar mediante el sistema de trimado de la cola o del fueraborda, que permite acercarla o alejarla del borde del espejo de popa.

En los motores fueraborda de pequeño tamaño el sistema de trimado consiste en una serie de agujeros en la pinza de sujeción al espejo de popa, con un pasador que permite regular el ángulo, en los fuerabordas de mayor tamaño se usa el Power Trim que permite el ajuste del ángulo de trimado mediante un dispositivo hidráulico. Las colas al estar completamente o parcialmente sumergidas también se usa un sistema hidráulico para el trimado. En estos dos sistemas, permiten el ajuste del ángulo de trimado mientras se navega, permitiendo una mejor adaptación a las condiciones de navegación. Esa capacidad de ajuste sobre la marcha es importante porque el ángulo óptimo está determinado por la carga, las condiciones del agua y cambiará a medida que los pasajeros se mueven o el estado de la mar varíe.

Cuando la embarcación está navegando en un régimen de planeo óptimo el eje de la hélice está prácticamente paralelo a la superficie del agua.

Esquema donde se muestran los distintos ángulos de trimado durante el planeo

La variación del ángulo de trimado tiene una gran repercusión en el manejo y la velocidad máxima de la embarcación. Un buen trimado ha de permitir una aceleración elevada que reduzca el tiempo de inicio del planeo.

Si el ángulo de trimado es negativo, el motor está situado hacia el espejo de popa. Esto forzará la popa hacia arriba y la embarcación tenderá a meter la proa en el agua dificultando el manejo, incrementando la superficie mojada y por tanto la fricción. Por otro lado esto supondrá una reducción en la velocidad y un incremento en el consumo de combustible.

dibujo donde se muestran un  ángulo de trimado demasiado pequeño durante el planeo

Si el ángulo es demasiado elevado, la hélice puede encontrarse excesivamente cerca de la superficie del agua y perder sustentación. Además navegar con un ángulo excesivo incrementa la intensidad de los pantocazos, reduce la visibilidad por proa y facilita la aparición del fenómeno del Porpoising.

dibujo donde se muestran un  ángulo de trimado excesivo durante el planeo

Conseguir un buen trimado de tu embarcación

Primer paso: Con el motor en punto muerto, se bajará el motor por completo, hasta que el sistema de trimado haga tope.

Segundo paso: Se acelerará el motor de manera suave y constante, intentando alcanzar la velocidad de crucero de la embarcación.

Tercer paso: Navegando de manera constante a la velocidad alcanzada, se usará el interruptor de ajuste del sistema de trimado para inclinar lentamente el motor hacia arriba. Tal como el motor se levante el comportamiento de la embarcación cambiará, la proa se levantará y la velocidad se incrementará ligeramente.

Cuarto paso: Llegará un momento en el que habrá una ligera perdida de velocidad y un incremento de las revoluciones del motor. Al llegar a este punto es muy probable que aparezca el fenómeno del Porpoisin y la proa empiece a oscilar subiendo y bajando de manera rítmica. Estos síntomas indican que el motor se ha levantado en exceso.

Quinto paso: Bajar el motor con intervalos pequeños hasta que se alcanza de nuevo la velocidad máxima, unas revoluciones constantes y la desaparición del Porpoising. En este punto, el barco está correctamente trimado y funcionando con la máxima eficiencia

El trimado de una barco se puede complementar mediante el uso de Flaps.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.